ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2008 > 2008/09 > La guerra de las lenguas en España

Sobre el imperialismo lingüístico

La guerra de las lenguas en España

En su última campaña electoral, José Luis Rodríguez Zapatero prometió que de aquí a diez años todos los niños de España sabrían hablar inglés. Para empezar –y no es poco– el candidato socialdemócrata propuso que, antes de cuatro años, el 15% de las asignaturas del sistema educativo español fueran impartidas en inglés. Esta sumisión a la “lengua de los amos” resulta chocante. Porque la actual situación dominante del inglés está ligada al colonialismo británico y, sobre todo, al dominio mundial de Estados Unidos. No sólo el inglés está por todo el mundo, sino que, en el mundo, casi todo está en inglés. En ese contexto, la campaña actual en España contra las lenguas periféricas, abanderada por la derecha y buena parte de la misma socialdemocracia parece más que absurda. Si el castellano está en peligro, es porque el anglo-americano –y no el catalán, ni el euskera, ni el gallego– lo acosa cada vez más.

por Ramón Chao, septiembre de 2008

Descreo de los motivos aducidos por los defensores de lo que sólo el inglés ataca; tampoco me convence que después del fracaso de la teoría conspirativa que manejó el Partido Popular bajo la férula de Aznar, las razones de los valedores del idioma predominante en la Península obedezcan a un cambio de embestida en la era de Rajoy. Pienso que es mucho más repetitivo y tenebroso.

Un artículo de Bernard Cassen nos pone en la pista. Cuenta que hace un par de años, el ex marine yanqui Guy Wysser-Pratte y el fondo de pensiones NR Atticus –domiciliado en las islas Vírgenes británicas– lanzaron un ataque fulgurante y victorioso contra la firma multinacional francesa de zapatos y vestimenta André, de 140.000 asalariados y 2.358 tiendas. Los nuevos propietarios liquidaron a los ejecutivos de André y nombraron a un nuevo consejo de administración cuya primera medida fue: todas las reuniones se (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD edición en español