ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/12 > La caridad contra el Estado

Auge de la filantropía en los países occidentales

La caridad contra el Estado

Desde hace treinta años, los Gobiernos occidentales se sirven de múltiples artificios para reducir sus gastos. Uno de ellos consiste en subcontratar los servicios sociales a voluntarios y asociaciones, animando a la caridad privada. Si Canadá, Francia y el Reino Unido, por ejemplo, utilizan este método, es en Estados Unidos donde se encuentra el modelo más avanzado. La derecha estadounidense, a partir de ahora mayoritaria en el Congreso, convierte este sistema en pilar de su estrategia política.

por Benoît Bréville, diciembre de 2014

Poco antes de que se desatara la crisis financiera, el ayuntamiento de Detroit hizo construir un gran centro comunitario en un barrio pobre del sudoeste de la ciudad. Una vez terminada la construcción, en 2008, el edificio permaneció desesperadamente vacío: la ciudad se hundía en la depresión y recortaba sin medida los programas sociales. En diciembre de 2012, los directivos de la empresa Ford, que había deslocalizado gran número de fábricas, tal vez sintiéndose culpables por los infortunios de la capital del automóvil, hicieron una donación de diez millones de dólares (ocho millones de euros) al centro comunitario. Finalmente, este pudo abrir y distribuir cajas de alimentos y organizar actividades recreativas para los jóvenes.

Algunos meses más tarde, la ciudad fue declarada en bancarrota. Entonces, para no tener que suprimir las pensiones de jubilación de sus empleados, el Ayuntamiento decidió subastar algunas pinturas del Instituto de las Artes, entre ellas (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.