ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/05 > La austeridad a través del filtro de las aguas residuales

Un cuadro clínico de la crisis griega

La austeridad a través del filtro de las aguas residuales

Mientras la huelga de transportes terrestres y aéreos, de escuelas y de hospitales paralizaba el país, el Parlamento griego adoptó nuevas medidas de austeridad a mediados de enero. Esta votación –exigida por sus acreedores– permitió, previo acuerdo con los ministros de Economía de la zona euro, una transferencia de 6.700 millones de euros a Atenas. Los efectos sobre la población de este tipo de planes empiezan a conocerse mejor ahora.

por Mohamed Larbi Bouguerra, mayo de 2018

La austeridad radical impuesta a Grecia desde 2010 no solo ha empeorado la situación económica y el endeudamiento del país, con una caída de la producción y un aumento del desempleo. Entre los habitantes de Atenas, según los datos de un estudio inédito realizado en las aguas residuales de la ciudad, la crisis también podría haber causado un aumento considerable del consumo de psicotrópicos (multiplicado por 35 entre 2010 y 2014), de ansiolíticos a base de benzodiacepinas (multiplicado por 19) y de antidepresivos (multiplicado por 11).

Investigadores de la Universidad Nacional y Kapodistríaca de Atenas han estudiado metódicamente las manifestaciones de la “angustia cotidiana” descrita por el primer ministro Alexis Tsipras. Cada semana, de 2010 a 2014, Nikolaos Thomaidis y sus compañeros tomaron muestras de las plantas de tratamiento de aguas residuales de la capital griega, que recogen las aguas vertidas por 3.700.000 habitantes (más de una tercera parte de la (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.