ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/07 > Keynes y el precio de la paz

Keynes y el precio de la paz

Un siglo después de su firma, el 28 de junio de 1919, el Tratado de Versalles generalmente es examinado a la luz de sus supuestas consecuencias: abrumador para Alemania, habría favorecido el ascenso del nazismo. Por contra, a menudo se pasan por alto sus condiciones concretas de elaboración y, sobre todo, el papel de determinados personajes clave, como el del economista John Maynard Keynes

por Alain Garrigou y Jean-Paul Guichard, julio de 2019

¿Será celebrado en su centenario el Tratado de Versalles, firmado el 28 de junio de 1919 para poner fin al primer conflicto mundial reorganizando el mundo? Probablemente no, excepto para señalar sus defectos. El documento no estuvo a la altura de las esperanzas que el fin de la guerra había suscitado. Criticado por los vencidos como injusto, fracasó en poner de acuerdo a los vencedores: se le reprochó su incapacidad para instaurar un orden internacional estable, sus excesos respecto a Alemania y su papel en el ascenso del nazismo y, por consiguiente, en el desencadenamiento de la Segunda Guerra Mundial. Hasta el punto de que algunos historiadores sostienen que hubo una única guerra mundial. Tras ser desacreditada, la Paz de Versalles fue olvidada. Sin embargo, esa historia continúa.

En junio de 1919, la República de Weimar tiene que decidirse a firmar el tratado a regañadientes y con la intención de no (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.