ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/07 > La batalla por la hectárea

En Francia, los precios de las tierras agrícolas se disparan

La batalla por la hectárea

La desvinculación del Estado francés en las zonas rurales y la desviación de sus instrumentos de regulación se manifiestan a través de la inflación de los precios de las tierras cultivables. Al abandonar solo en manos del mercado este recurso limitado y no reproducible, los poderes públicos obstaculizan la instalación de jóvenes agricultores y debilitan la profesión agrícola, a la que le cuesta asegurar su renovación generacional.

por Lucile Leclair, julio de 2019

Vivir y trabajar en la granja familiar le ha proporcionado a Laurent Cohade un valioso puesto de observación de su pueblo natal: Heume-l’Église, en el departamento francés de Puy-de-Dôme, con 110 habitantes. Este agricultor siempre ha vivido aquí, desde hace 52 años, 30 de los cuales los ha pasado criando unas sesenta vacas lecheras. Al pie de los volcanes de Auvergne, hace una constatación simple: “El precio de las tierras no ha dejado de aumentar. El precio de la leche, no. A 43 céntimos de euro el litro, no veo cómo puedo comprar a 9.000 euros la hectárea. No hay ninguna rentabilidad”. Philippe Boyer, alcalde del pueblo, prevé un futuro que remite a la época feudal: “Las tierras agrícolas van a dejar de estar en manos de los agricultores. Dejarán de ser propietarios”.

En los últimos veinte años, el coste de la tierra se ha duplicado en Francia. La media del (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.