ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/06 > Indonesia se decanta por la democracia

Indonesia se decanta por la democracia

En lucha contra el incremento de la intolerancia islamista, Indonesia ha apostado por la democracia con la reelección de Joko Widodo. Sin embargo, el presidente ha consentido algunas capitulaciones: en particular, ha designado como vicepresidente a un conservador que contribuyó a hacer caer al gobernador de Yakarta por blasfemia.

por Rémy Madinier, junio de 2019

La reelección, el pasado 17 de abril, del presidente Joko Widodo, popularmente conocido como Jokowi, frente a su único rival, Prabowo Subianto, pudo dejarle a algunos el amargo sabor de una insulsa repetición con desafíos inciertos. La campaña, que ha enfrentado a los mismos protagonistas que en el escrutinio precedente, estuvo marcada por una aparente difuminación de las líneas ideológicas.

Prabowo, exyerno del general Suharto y él mismo general jubilado, asumió en 2014 la reivindicación de un autoritarismo nostálgico del “Nuevo Orden” –por el nombre del régimen autoritario de su suegro, entre 1966 y 1998–. Envuelto en la estética kitsch del esplendor mussoliniano durante sus mítines y respaldado por las redes islamistas militantes, encarnaba la necesidad de corregir los desórdenes democráticos de la reformasi, esa larga transición iniciada con la caída del viejo dictador, para volver a las tranquilas certezas del pasado. Por su parte, Jokowi, procedente del pueblo llano, pretendía (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.