ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/09 > “Haz que tu sonrisa sea tu profesión”

Abnegación, precariedad e invisibilidad

“Haz que tu sonrisa sea tu profesión”

por Gabrielle Schütz, septiembre de 2019

“¡Ponte recta!”, “¡Sonríe!”, “¡Vuelve a peinarte!”, “¡No des la espalda!”. Estas órdenes no salen de la boca de una madre enfadada, sino de superiores dirigiéndose a empleadas en traje sastre. Las azafatas, que cobran por horas el sueldo mínimo interprofesional, son contratadas principalmente por agencias que las colocan en empresas clientes. Asisten a eventos deportivos, inauguraciones, congresos o ferias, como la Feria del Automóvil de París, guían al público, haciendo caso omiso de las “bromas” de los visitantes, que las felicitan por su “carrocería” o les preguntan si están incluidas en el precio del coche. También cubren puestos en las propias empresas durante periodos de tiempo más largos. Por lo general, tienen menos de 30 años y en Francia suponen unos 13.000 empleos, sin contar los miles de puestos para eventos puntuales.

Las empresas proveedoras no buscan solo a mujeres jóvenes con "buena presencia" a las que proporcionar un uniforme: también (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.