ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/08 > Fiebre del oro en Colombia

Garantizar la seguridad de los inversores

Fiebre del oro en Colombia

"¿De qué viviría Bolivia si no explotase sus recursos naturales?" se preguntaba recientemente el presidente boliviano Evo Morales. Gracias al alza actual de los precios de las materias primas, muchos gobiernos latinoamericanos no dudan en reforzar un modelo de desarrollo a menudo criticado. El objetivo de algunos es obvio: mejorar las condiciones de vida de la población humilde. Otros gobiernos desean sobre todo atraer a las multinacionales. Es el caso de Colombia.

por Laurence Mazure, agosto de 2010

Alto Guayabal, en los confines de las provincias de Antioquia y Chocó, al noroeste de Colombia. El 30 de enero de 2010, antes del amanecer, las fuerzas armadas colombianas lanzaron una ofensiva contra la vivienda tradicional de una familia indígena del pueblo Embera Katio. Asesinaron a un niño de 18 meses, hirieron a otras cuatro personas, destruyeron cultivos de subsistencia y descuartizaron animales domésticos. El ejército habló inmediatamente de un “error” en la persecución de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Para las organizaciones indígenas del país, se trata de un capítulo más en la ofensiva de las trasnacionales mineras en Colombia. El bombardeo afectó a una de las comunidades que rodean al cerro “Careperro”, monte “sagrado”, que la trasnacional estadounidense Muriel Mining Corp., atraída por la presencia de mineral aurífero, tiene en el punto de mira. ¿Puro azar?

Los embera katios, desplazados en el año 2000 por (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Cartografía

Explotaciones mineras

Miniatura del mapa

Otros mapas

Todos los mapas