ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/03 > En el frente del uranio

Ucrania en busca de soberanía energética

En el frente del uranio

Privada de carbón por los combates en el Donbás, en conflicto con Gazprom por su abastecimiento de gas, Ucrania apuesta cada vez más por la energía nuclear para satisfacer sus necesidades energéticas. Pero el suministro de combustible de las centrales atómicas heredadas de la Unión Soviética también depende de las buenas relaciones con Rusia. Salirse de ellas no deja de entrañar sus riesgos.

por Laurent Geslin y Sébastien Gobert, marzo de 2015

Ciertas mañanas de invierno, la humedad sube desde el Dniéper y esconde entre la bruma los cubos de hormigón de la central nuclear de la ciudad de Enerhodar, ubicada en el óblast de Zaporiyia (sudeste de Ucrania). Los autobuses manchados con nieve sucia bajan por avenidas perfectamente trazadas para transportar a once mil empleados al corazón del complejo nuclear. “Enerhodar es una ciudad de progreso, la capital energética de Ucrania –explica con orgullo Oleg Ocheka–. Los cincuenta y cuatro mil habitantes de la ciudad son conscientes de que proveen de electricidad a millones de hogares.” El director adjunto del centro de información de la central se mudó aquí a principios de los años 1980, cuando la ciudad era todavía joven y la Unión Soviética parecía eterna. Los primeros edificios fueron construidos en 1970 para albergar a los empleados de una central térmica construida a orillas del río. La construcción de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.