ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/03 > La jugada de póquer de Netanyahu

¿Podrán las elecciones israelíes mermar la hegemonía de la derecha?

La jugada de póquer de Netanyahu

El mundo musulmán suní se enfrenta a un fenómeno de reislamización, avivado por la debilidad de las fuerzas modernistas y de las sociedades civiles, así como por la duplicidad de los poderes políticos. Todo lleva a pensar que, a pesar de su oposición ideológica, el wahabismo saudí y la corriente de los Hermanos Musulmanes van a proseguir con su expansión. Su encarnación común, el yihadismo, se reforzará también.

por Marius Schattner, marzo de 2015

¿Estará jugando Benjamin Netanyahu al aprendiz de brujo? Ha apostado fuerte convocando elecciones anticipadas cuando dispone de una mayoría desde luego heteróclita pero suficiente como para mantenerse en el poder hasta 2017. Aunque fuera reelegido en las elecciones del 17 de marzo, el jefe del Likud, tras deshacerse de ministros centristas, muy útiles sin embargo para servir de garantía internacional, se encontrará a la cabeza de una estrecha coalición de ultranacionalistas y ultraortodoxos.

En el mejor de los casos, Netanyahu se volverá así un rehén –quiera o no– del ala más dura de la derecha. Se encontrará a la cabeza de un gobierno inaceptable a los ojos del mundo y enfrentado a serias dificultades en el frente interno. En caso de derrota, cederá la dirección del país a una coalición que agrupa a los laboristas y al centroderecha; un escenario que parecía inverosímil hace algunos meses, pero que ya no puede (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.