ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/01 > En Australia, una estación infernal

El calentamiento global amenaza una fauna y flora excepcionales

En Australia, una estación infernal

“La tierra está ardiendo”. Hasta el momento, la expresión solo era una imagen. En Australia, describe exactamente los gigantescos incendios que desde hace tres meses asolan el continente rojo. Tanto es así, que los bomberos han renunciado a extinguir el fuego, fuera de control. ¿Se pueden considerar “naturales” semejantes catástrofes, cuando se acumulan las evidencias de su origen industrial?

por Maxime Lancien, enero de 2020

Domingo, 13 de enero de 2019. La temperatura en las llanuras de Nueva Gales del Sur es de 47°C y el río Darling agoniza en directo por televisión. La roja piel australiana se agrieta. En ocasiones el cielo se vuelve naranja, las tormentas de arena engullen pequeñas ciudades como Mildura (31.000 habitantes) y las sumergen en una noche extraterrestre.

Durante mucho tiempo, la cuenca hidrográfica del Murray-Darling, el granero agrícola del país, proporcionó un medio de supervivencia a casi una de cada dos granjas. Los periodos de sequía marcaron la vida de viñedos, huertos, pastos y campos de algodón que se extienden a lo largo de un millón de kilómetros cuadrados desde Victoria hasta Queensland, una superficie equivalente a la de Egipto. Pero a principios de 2019, el calor extremo ha causado la proliferación de algas verdeazuladas. Cientos de miles de peces muertos asfixiados flotan bajo el sol, víctimas de la (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.