ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/01 > Paisaje y territorio

En Australia, una estación infernal

Paisaje y territorio

enero de 2020

Sentado en la terraza de la Bathers Beach House en Fremantle, Australia Occidental, el escritor Tim Winton describe esta soleada tierra incomprendida por Canberra. Bathers Beach era uno de los principales puertos balleneros de la costa oeste australiana. Oriundo de Perth y cuatro veces galardonado con el prestigioso premio Miles Franklin, Winton celebra en su obra el mar y el desierto australianos, fuentes de una intensa embriaguez sensorial. Su último libro, Island Home. A Landscape Memoir, cuenta su relación con esta isla.

La llegada a Australia de los colonos tras los pasos de William Dampier, a partir de 1688, ha dejado huella. "La toponimia del país refleja la intensidad de su revulsión y consternación. Los ejemplos no escasean en Australia Occidental, empezando por la ciudad de Useless Loop [Bucle Inútil] o el lago Disappointment [Decepción]”. El desdén de los europeos por esta misteriosa Terra Australis no ha menguado desde 1788. El paisaje australiano sigue siendo un enigma, cuando no una abstracción, que el transporte aéreo refuerza. La población de la nación más urbanizada del mundo se apretuja en los márgenes de un continente hostil, el "Fierce Country" ("país feroz”) (1). ¿Esta falta de interés explicaría la negación de la realidad del coste del estilo de vida australiano, uno de los más contaminantes del planeta por habitante? "Repasar la historia del país lleva a conocer la destrucción de los ecosistemas, de las lenguas y las culturas aborígenes". Como padres estrictos, los colonos domaron el paisaje. Pero la noción de territory, ligada a la conquista colonial, fue dando paso poco a poco a la de country, que designa la relación filial de los humanos con la tierra. "Los australianos de mi generación, así como los más jóvenes, probablemente se consideran más como hijos de esta isla. Esta es una distinción importante”.

La riqueza de las ideas de David Banggal Mowaljarlai está infrautilizada, se lamenta Tim Winton, quien lo ve como "uno de los mayores embajadores voluntarios jamás producidos por Australia". Nacido en 1925 y perteneciente al pueblo Ngarinyin, David Banggal Mowaljarlai se ha distinguido como narrador, abogado, artista, bush professor (erudito) y filósofo. Fue él quien concibió el "pensamiento bidireccional" para reunir dos sistemas radicalmente diferentes de representación del mundo. La curiosidad mutua entre la Australia negra y la Australia blanca debía contribuir a cambiar el enfoque sobre este desierto que durante mucho tiempo se consideró ilegible. "Si compartimos las historias de nuestro Country con gudia [whitefella, es decir, los blancos], ellos tendrán nuestro Country en sus corazones, lo entenderán y lo amarán, sin dañarlo jamás", explicó.

(1) Stephen Orr, The Fierce Country. Surviving the Dead Heart, Wakefield Press, Mile End, Mile End, 2018.