ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/08 > El temor del jubilado alemán ante Grecia

La crisis europea vista desde Berlín

El temor del jubilado alemán ante Grecia

La estrecha victoria del partido conservador Nueva Democracia en las elecciones legislativas griegas del pasado 17 de junio ha sido recibida con satisfacción por una coalición insólita: de Washington a Pekín y de París a Berlín, los jefes de Estado y de Gobierno celebran que un pueblo extenuado continúe asumiendo el precio de la generosidad concedida a los agentes financieros. Los más intransigentes de todos, los dirigentes alemanes, se apoyan en el sentimiento, profundamente anclado en su país, de que los griegos abusan de la solidaridad europea. Y que merecen lo que soportan.

por Olivier Cyran, agosto de 2012

Esa mañana de junio, el ensayista más influyente de Alemania ofrecía una conferencia en el Café Einstein, un distinguido establecimiento de Berlín, a pocos pasos de la Puerta de Brandeburgo. El maître acompañó al visitante al salón de atrás reservado a “Herr Doktor”, donde un equipo de televisión se preparaba para partir. Otros periodistas esperaban su turno. Había que hacerlo rápido: media hora por entrevista. El hombre cuyas predicciones se disputa la prensa alemana es un ex banquero enjuto y de bigotes que nunca sonríe. Su nombre, Thilo Sarrazin, vale oro en el mercado editorial: Alemania se desintegra, publicado en 2010, vendió 1,5 millones de ejemplares, lo que lo convirtió en uno de los más grandes best sellers en Alemania desde 1945.

El ex miembro del directorio del Deutsche Bank describía allí en términos apocalípticos la agonía de una nación asolada por la inmigración, el islam y el peso demográfico de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.