ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/08 > Sueños oscuros

Sueños oscuros

por Evelyne Pieiller, agosto de 2012

La masacre que tuvo lugar en Noruega el 22 de julio de 2011 creó una conmoción mucho más violenta en la medida en que el país parecía haber encontrado la clave para la armonía política y social. Transparencia, descentralización, convivencia, sobre un fondo de consenso generalizado y debates que se limitaban a encontrar “la mejor manera de alcanzar las metas en que coinciden la derecha y la izquierda”, para citar al autor de novelas policiales Jo Nesbø. Sin embargo, en esta democracia modelo, capaz de superar la etapa de conflicto, se ha revelado una tendencia (como mínimo) de una extrema derecha muy desinhibida, que no podría reducirse a la herencia del nacionalista Vidkun Quisling, el líder del gobierno pro nazi en la Noruega ocupada (véase el artículo de Remi Nilsen "Noruega: matanza fuera de lo normal, ideas ordinarias"). Esta expansión no se observa solamente en Noruega, y no (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.