ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2003 > 2003/12 > El nombre y la cosa

El nombre y la cosa

por José Saramago, diciembre de 2003

Parto de dos citas de Aristóteles, ambas extraídas de Política. La primera, sintética, nos dice que “en democracia, los pobres son soberanos porque son el mayor número, y porque la voluntad de la mayoría es ley”. La segunda, que comienza anunciando una restricción a la primera, al final resulta que la ensancha y completa, de tal forma que ella misma se eleva hasta la altura de un axioma. He aquí lo que dice esa cita: “La igualdad en el Estado pide que los pobres no tengan más poder que los ricos, que no sean ellos los únicos soberanos, sino que lo sean todos en la proporción del número existente de unos y otros. Este parece ser el medio que tiene el Estado de garantizar, eficazmente, la igualdad y la libertad”. Si no yerro demasiado en la interpretación de este pasaje, lo que Aristóteles nos dice es que los ciudadanos ricos, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Traducción: Pilar del Rio

LMD en español

En este número

Todo el sumario