ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2003 > 2003/12 > El Kremlin contra los oligarcas

Con trasfondo de elecciones

El Kremlin contra los oligarcas

Con la dimisión de Eduardo Chevarnadze, deja el poder uno de los últimos dirigentes de la era soviética. El que dirigiera el destino de Georgia durante tres décadas acercó su país a Estados Unidos. La llegada al mundo de los negocios de una nueva generación a menudo occidentalizada fue acentuando dicha evolución, en perjuicio del Kremlin. Desde el final de la Unión Soviética en 1991, Moscú se ha esforzado, frente a las presiones de Washington, por mantener su influencia tanto en el sur del Cáucaso como en Asia central a pesar del riesgo de especular con las disidencias (Osetes, Abkhazes, Adjares…). En vísperas de las elecciones legislativas en Rusia, Vladimir Putin tiene sin embargo otras preocupaciones: el arresto y embargo del líder del grupo Yukos revelan una incipiente y decisiva prueba de fuerza entre la presidencia y los oligarcas.

por Nina Bachkatov, diciembre de 2003

El rumbo que tome Rusia en la próxima década está supeditado al desenlace del conflicto que desde julio opone el Kremlin al magnate petrolero Mijail Jodorkovsky. A pocas semanas de las elecciones legislativas del 7 de diciembre, el choque se tornaba inevitable, dado que ciertos oligarcas -encabezados por el ex jefe de Yukos- planeaban "privatizar" la próxima Duma alcanzando allí una minoría capaz de bloquear sus decisiones. Pero el presidente Vladimir Putin también tomó la iniciativa a raíz de la inminencia de nuevas privatizaciones -las de los monopolios estatales como Gazprom- y del comienzo de las grandes inversiones extranjeras en sectores estratégicos: no podía aceptar que los oligarcas, al aumentar su control sobre la economía, fueran los únicos que decidieran sobre las condiciones en que las empresas multinacionales se insertarían en ella.

La comunidad internacional observa ese combate tratando simultáneamente de mantener una apariencia digna y de proteger sus intereses, a (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

En este número

Todo el sumario