ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/02 > El narcotráfico cambia de manos

Río de Janeiro: ¿guerra a las drogas o guerra de clases?

El narcotráfico cambia de manos

El Gobierno del estado de Río de Janeiro ha basado su política de seguridad en la implementación de unidades de “policía comunitaria” en los morros. La prensa habla del final del crimen organizado, pero se trata, más bien, de la transición a un nuevo modelo, en el que la policía gana protagonismo.

por Nazaret Castro, febrero de 2011

No era la primera vez que el Ejército accedía a los morros cariocas, los mismos que durante décadas estuvieron abandonados al dominio del narcotráfico ante la ausencia de un Estado que sólo aparecía para entrar, matar y volver a salir. Pero ahora, ­dicen, es diferente. Las autoridades brasileñas, empezando por el gobernador del estado de Río de Janeiro, Sérgio Cabral, aseguran que hoy, al contrario que en 1994, el Estado ha llegado para quedarse en el Complexo do Alemão, el inmenso agrupamiento de favelas que las autoridades consideraban reducto de la facción criminal Comando Vermelho (CV). Más de 2.000 soldados y policías cercaron y ocuparon el Alemão el 28 de noviembre y, si el Ministerio de Defensa accede a la petición de Cabral, se quedarán medio año más, el tiempo que tardará en implementarse una de las Unidades de Policía Pacificadora (UPP) con las que el gobierno de Río ha (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD Cono Sur