ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/09 > El fiasco de la privatización de la escuela en Suecia

Aumento de beneficios, descenso de resultados

El fiasco de la privatización de la escuela en Suecia

Durante la campaña para las elecciones generales que tendrán lugar en Suecia el 9 de septiembre, el predecible auge de la derecha xenófoba ha ocultado el debate sobre el futuro de los servicios públicos. Los socialdemócratas, a la cabeza de un Gobierno minoritario desde hace cuatro años, ni siquiera han logrado limitar las ganancias de las empresas privadas que se expanden por ámbitos como la sanidad o la educación, en detrimento de la calidad de los servicios y del éxito escolar de los alumnos.

por Violette Goarant, septiembre de 2018

“Es una escuela ‘dos en uno’”, resume Elsa Heuyer. Esta profesora de francés del instituto Drottning-Blanka tuvo que aprender a “optimizar” el tiempo y el espacio en beneficio de AcadeMedia, la “empresa educativa” que cotiza en Bolsa y que la ha contratado a tiempo (muy) parcial: un 28,7%. Situado en el sur de Estocolmo, su instituto, un centro concertado –denominado friskola (friskolor en plural)–, comparte sus dependencias con otro de la misma condición. Por motivos de rentabilidad, Heuyer debe ocuparse de dos niveles en la misma clase: “En la práctica, me veo obligada a dividir por dos el tiempo de clase”.

Sus compañeros docentes de español, Sandra Nylen y Adrián Reyes, que sí ejercen a tiempo completo, también imparten otra asignatura –algo común en Suecia–. Además, son responsables de una tutoría de unos quince alumnos cada uno, desempeñando el papel de lo que se denomina en sueco un mentor. Por correo (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.