ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/07 > “El desastre actual es la ausencia total de espíritu crítico”

Homenaje a José Saramago

“El desastre actual es la ausencia total de espíritu crítico”

Nuestro amigo José Saramago, que con su aguda sabiduría tantas veces escribió en nuestras columnas, falleció el pasado 18 de junio. Nuestro periódico se suma a todos aquellos que, a lo largo del mundo, han expresado su pena por la pérdida de una personalidad cuyo recuerdo y ejemplo servirán siempre de acicate para tratar de conseguir un mundo más justo, solidario, abierto y tolerante como a él le gustaba soñar. Saramago, su nobleza, su integridad, su ejemplo y su experiencia nos ayudaron en el combate común contra las tinieblas de la regresión y del oscurantismo. Con sus escritos y sus comprometidas intervenciones contribuyó a despertar a este mundo de su adormecimiento y a librarle en gran medida de la ceguera y sordera colectivas que a menudo nos paralizan. Fue un compañero de lucha en primera línea de frente en las batallas contra las nuevas injusticias surgidas de la globalización. Su desaparición constituye una pérdida fundamental, irreparable, no sólo afectiva, sino también política. Su voz resulta insustituible.

A guisa de homenaje, publicamos aquí un extracto significativo de una apasionante conversación entre José Saramago y nuestro director Ignacio Ramonet, organizada y coordinada por el ensayista Víctor Sampedro, que tuvo lugar en A Coruña en 2001.

por Víctor Sampedro, julio de 2010

Víctor Sampedro: Ustedes dos destacan como intelectuales y escritores que se pronuncian sin ambages sobre la tarea que han de ejercer. Saramago dice, o hace decir a la mujer del médico en El Ensayo sobre la ceguera: “Yo soy la que nació para ver el horror del mundo”. Y añade: “Es preciso defendernos todos los días contra la degradación”. A lo que Ignacio Ramonet precisa: “Se trata de resistir políticamente, día a día, contra la oscura disolución de la política misma en la resignación o la desesperanza”. ¿Qué responden a quienes les tachan, respectivamente, de “pensador pesimista” y de “trasnochado teórico de la conspiración”?

José Saramago: Bueno, a veces necesito mucha paciencia para aguantar los tópicos que circulan sobre mí. No tengo ninguna responsabilidad sobre éste que se instaló pero que no tiene nada que ver con la objetividad ni con la racionalidad. Es decir, cuando se califica a fulano (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD en español