ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/07 > Economía en medio de la tormenta

Economía en medio de la tormenta

por Tom Amadou Seck, julio de 2010

Fue un shock para todos los senegaleses: Francia, antigua potencia colonial, concedió el 24 de diciembre de 2008 un préstamo de urgencia de 83 millones de euros para que el Gobierno de Dakar pudiera pagar a sus funcionarios. Ese mismo mes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) había otorgado al país una ayuda de 75,6 millones de dólares (56 millones de euros), en el marco del apoyo a los Estados víctimas de la crisis. Al Partido Democrático Senegalés (PDS) de Abdoulaye Wade, que había sido elegido en marzo de 2000, se le había llamado el “partido de la demanda social”, hasta tal punto eran grandes las expectativas de la población. Nueve años más tarde, el eslogan presidencial “sopi” (“cambio”, en wolof), se había transformado en “sapi” (amargura).

Senegal, con un Producto Interior Bruto (PIB) por habitante de 613 euros, sigue estando entre los países menos avanzados, a pesar de tener una tasa (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.