ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/01 > Deseo de poder

La India vuelve a ocupar su lugar en la escena internacional

Deseo de poder

Por primera vez, Estados Unidos va a participar en el Salón de la Aeronáutica y la Defensa en la India el mes próximo. Esta decisión deriva directamente del acuerdo sobre materia nuclear cerrado entre los dos países en 2006, que transgrede resueltamente la doctrina de la no proliferación. Washington espera beneficiarse con los comandos militares indios, en fuerte alza, y hacer de Nueva Delhi un contrapeso de Pekín en un continente en plena ebullición. El triángulo China-la India-América del Norte, “triángulo CIA”, como lo llaman sus detractores, no está garantizado: habrá que incorporar al juego a Japón y también a Rusia, dada la acumulación de armamento en la región.

por Martine Bulard, enero de 2007

Inclinando suavemente la cabeza, como suelen hacer los indios cuando hablan, Amit Raynah, joven estudiante de una de las más prestigiosas universidades del país, la Jawaharlal Nehru University (JNU) de Nueva Delhi, afirma sin dudar: “Un elefante puede correr muy rápido”. Ninguno de los estudiantes que lo rodean pone en duda su afirmación. Todos están seguros de que la India, en un plazo más o menos breve, va a recuperar su lugar en el escenario mundial. ¿Hasta el punto de superar al dragón chino? Sobre este particular, los jóvenes no se muestran tan unánimes. Pero los sueños de ser una potencia están en todas las mentes.

Hubo un tiempo, es cierto, en que la civilización india resplandecía en toda Asia, una época en la que la India, al mismo nivel o casi que China, se situaba en la primera línea mundial, con el 22,6% de los ingresos del planeta. Era en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.