ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/08 > De la información al “clickbait”

Lo que se esconde detrás de Melty, Konbini, BuzzFeed...

De la información al “clickbait”

La gran crisis de la prensa iniciada en los años 2010 se acaba, al menos en el plano económico. Por una parte, los grupos tradicionales que apostaron por la información de pago en línea y las suscripciones recogen los beneficios. Por la otra, han emergido decenas de páginas web de “info-entretenimiento” que dependen por completo de la publicidad –y, por lo tanto, del número de páginas visualizadas–.

por Jessica Trochet y Sophie Eustache, agosto de 2017

Fabricar en unos minutos artículos insólitos sobre el último tema que agita las redes sociales, deslizar en ellos referencias aduladoras para los anunciantes publicitarios, espolvorear el conjunto con vídeos divertidos que se harán virales: la receta ha elevado hasta las cumbres la audiencia de las páginas web de “info-entretenimiento” Melty, Konbini o incluso BuzzFeed. La prensa tradicional mira a estos jóvenes competidores con una ambivalencia de desprecio por un periodismo abiertamente chapucero y fascinación por el número de visitas que genera.

Alexandre Malsch, cofundador de Melty y presidente de la empresa hasta el pasado mes de marzo, fue descrito como un “prodigio del ámbito digital” (LeMonde.fr, 16 de agosto de 2014) que “susurra a los adolescentes” (L’Obs, 7 de febrero de 2016) y ha sido objeto de decenas de reportajes elogiosos. “Lo que nos exasperaba más conociendo nuestras condiciones laborales, que no eran ideales, era el ser incensado hasta ese punto (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.