ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/12 > Cómo cambian los imperios

Antes Gran Bretaña y Estados Unidos, ahora China...

Cómo cambian los imperios

El Congreso estadounidense y la Casa Blanca, de acuerdo por una vez, prevén tomar medidas contra China, susceptibles de desencadenar una guerra comercial. Más allá de los reproches coyunturales de Washington, Estados Unidos no acepta que su omnipotencia sea disputada. En particular por parte de una región del mundo que fue dominio de las potencias occidentales.

por Philip s. Golub, diciembre de 2011

Durante el siglo XIX, Europa Occidental se convierte, mediante un doble movimiento de expansión económica y colonial, en el centro de gravedad de un nuevo orden mundial desigualitario: el sistema mundial, antaño descentrado y no jerarquizado, compuesto por “economías-mundo” relativamente autónomas (Imperio Otomano, Europa, China, etc.), con niveles de desarrollo comparables, se metamorfosea bajo el efecto de la revolución industrial y de la concentración concomitante del poder y de la riqueza en “Occidente”.

La expansión económica y territorial de Europa Occidental, y aquella, conjunta, de las colonias europeas de poblamiento como Estados Unidos, participan de una dinámica de conjunto. De alcance global, estas dos formas de expansión se conjugan en el transcurso del siglo para crear una nueva estructura jerárquica de las relaciones internacionales caracterizada por la división entre los “centros” euro-atlánticos dominantes, por una parte, y las “periferias” coloniales dominadas o dependientes, por otra.

En su premonitoria descripción de la globalización, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.