ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/08 > Cómo BP se burla de la ley

Desastres ecológicos y banderas de conveniencia

Cómo BP se burla de la ley

No es seguro que BP consiga nunca limpiar la “marea negra” provocada en el Golfo de México por la explosión de su plataforma de perforación Deepwater Horizon, el 20 de abril pasado. Cerca del 40% de las aguas del Golfo están amenazadas de contaminación. Única acusada, la empresa petrolera BP ha colocado una parte de sus beneficios en una cuenta bloqueada. El juicio al que será sometida ¿aportará acaso alguna luz sobre los métodos usados por la industria petrolera para evitar cualquier tipo de regulación de su actividad?

por Khadija Sherife, agosto de 2010

En la sede de la compañía de exploración petrolera Transocean, en el cantón de Zug (Suiza), la explosión de Deepwater Horizon fue celebrada en un hotel de lujo. El 14 de mayo pasado, tres semanas después de la explosión, el propietario de la plataforma, valorada en 650 millones de dólares antes del accidente, esperaba de su asegurador el pago de un primer anticipo de 401 millones de dólares por la pérdida ocasionada. Al mismo tiempo, el dueño de la firma, Steven Newman, decidía, durante una reunión a puertas cerradas, otorgar a sus accionistas mil millones de dólares de dividendos. Gran optimismo… muy pensado. En efecto, el derecho marítimo internacional considera a las plataformas petroleras como a los buques; de este modo, los abogados de Transocean pueden pedir que se limite la responsabilidad financiera de la empresa en la catástrofe hasta el valor residual posterior al accidente de la plataforma: apenas (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Cartografía

Jurisdicciones del secreto

Miniatura del mapa