ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/02 > “Brexit”: David Cameron encerrado en su propia trampa

Referéndum muy arriesgado en el Reino Unido

“Brexit”: David Cameron encerrado en su propia trampa

Apoyo de la patronal, respaldo confuso del Partido Laborista, posibles concesiones de los socios europeos: en vísperas del referéndum sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el Primer Ministro británico, a priori opuesto al brexit, no tendría por qué preocuparse. Sin embargo, el sentimiento antieuropeo gana terreno, llegando incluso a amenazar al inquilino del número 10 de Downing Street.

por Bernard Cassen, febrero de 2016
JPEG - 1.1 MB
SELÇUK

“Detenedme o cometo una desgracia”: este sería, traducido a un lenguaje no diplomático, el mensaje que David Cameron transmitió el pasado 17 de diciembre a sus colegas, los veintisiete jefes de Estado o de Gobierno reunidos en el Consejo Europeo en Bruselas. Siguiendo con la larga tradición de las discusiones maratonianas propias de este tipo de cumbres, el Primer Ministro británico anunció que estaba dispuesto a “luchar durante toda la noche” para obtener de sus pares un acuerdo sobre una renegociación de las condiciones de adhesión de su país a la Unión Europea (UE). Dejó entender que si no obtenía lo que quería, se vería en la penosa obligación de recomendar a sus conciudadanos que se pronunciasen a favor del brexit, es decir, la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En realidad, la reunión terminó (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.