Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/02 > Bajo presión

Bajo presión

por Marc Endeweld, febrero de 2014

“La AFP es un arma de poder. Sufre presiones constantes. ¡Asegurar lo contrario es decir mentiras!”, lanza un ex jefe de sección de la Agence France-Presse. Cuando se pregunta a los redactores sobre su autonomía de trabajo, suelen limitarse a invocar el estatuto de 1957 destinado a preservar su independencia. Otros entran en más detalles: “Existe una autocensura en algunos temas delicados –reconoce un periodista que trabaja en París–. No hay consignas específicas, pero nuestra actividad supone una cuota de prudencia”.

¿Evitar los temas que molestan? “Como para todos los medios de comunicación, a veces hay llamadas telefónicas –modera uno de sus compañeros–, pero parte de nuestro trabajo es resistir a esos consejos ‘amistosos’. La mayoría de la gente considera a la AFP como un emisor de comunicados: eso es signo de un desconocimiento total de nuestro trabajo. La misión de un periodista de la AFP es jerarquizar la información. ¡No (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.