ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/02 > Hacia el final de la “guerra contra la droga”

Hacia el final de la “guerra contra la droga”

Durante mucho tiempo, Washington impuso su solución a la plaga de los estupefacientes: la guerra, llevada preferentemente a otros territorios que no fueran el suyo propio. Desde hace varios años, sin embargo, esta solución ya no convence.

por François Polet, febrero de 2014

“La guerra contra las drogas es un fracaso”. El informe publicado el 30 de septiembre de 2013 en el sitio internet del British Medical Journal no deja lugar a dudas: las políticas prohibicionistas –vinculadas al nombre del presidente estadounidense Richard Nixon, quien el 17 de julio de 1971 había elevado las drogas a la categoría de “enemigo público número uno”– no funcionaron como se esperaba. Entre 1990 y 2010, el precio medio de los opiáceos y de la cocaína bajó respectivamente en un 74% y un 51%, tomando en cuenta la inflación y la mejora en la pureza de los productos. ¿No será tiempo de aplicar otro método para luchar contra el flagelo de los estupefacientes, como hicieron los estados de Washington y de Colorado en Estados Unidos, o como lo hizo Uruguay? (léase el artículo de J. Hari, "¿Por qué Uruguay legaliza el cannabis?").

Responder afirmativamente no significa (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.