ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2010 > 2010/08 > Alta sociedad

Alta sociedad

por Serge Halimi, agosto de 2010

Una ráfaga de revelaciones causa estupefacción en Francia… Dirigentes políticos frecuentarían permanentemente –y como grandes amigos– a hombres y mujeres de negocios. Los segundos financiarían los partidos políticos de los primeros, y sus campañas. A cambio obtendrían una importante reducción de sus impuestos. Más sorprendente aún: la bajada de la fiscalidad sobre los altos ingresos (cerca de 100.000 millones de euros en diez años) habría beneficiado particularmente… a los que tienen ingresos elevados, protegidos desde 2006 por un “escudo” concebido con tal objetivo. Finalmente, con la intención de probar por sí mismos los rigores de la nueva ley común, los gobernantes (y sus familias) tendrían más tendencia a reciclarse en los negocios que en el sindicalismo.

Así, el “caso Bettencourt” hizo visible lo que ya lo era. ¿Acaso los periodistas de investigación y los moralistas estaban durmiendo en abril pasado, cuando Bernadette Chirac (esposa del ex presidente Jacques Chirac) ingresó en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.