ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/02 > Al otro lado de las ventanillas de la administración

Cómo los ricos esquivan los impuestos en Francia

Al otro lado de las ventanillas de la administración

Para los más ricos, no existe ninguna necesidad de defraudar o de exiliarse para pagar menos impuestos. Una investigación de varios años realizada al otro lado de las ventanillas del tesoro público acaba de desvelar los mecanismos que permiten a los contribuyentes más acomodados beneficiarse, bien de la mansedumbre –¡e incluso del asesoramiento!– de algunos agentes del fisco, bien de la falta de medios de la administración fiscal. El autor resume aquí los resultados.

por Alexis Spire, febrero de 2013

Una oficina de impuestos en el departamento del Norte. Una mujer argelina de unos 50 años, que habla francés con fuerte acento, se presenta en la ventanilla blandiendo su impuesto de vivienda; “¡Yo recibo 300 euros de RMI [Ingreso Mínimo de Inserción], y me piden 269 euros de impuesto a la vivienda!”. Impasible, el inspector le responde: “Eso es porque su hija vive con usted… Como ella tiene ingresos, usted pierde la exoneración del impuesto a la vivienda que tenía el año pasado”. Sigue sin comprender: “¡Pero eso es su salario, no me concierne su salario [ella es mediadora en el metro]! Mi hija vive conmigo para sacarla de apuros, y yo no tengo dinero para pagar. Ya estoy llena de deudas, el oficial de justicia que viene a mi casa…”. “En el plano contencioso, ya no tiene derecho a una exoneración, pero puede pedir un pago aplazado”, zanja el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.