ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/02 > La nueva India se impacienta

Una violencia hacia las mujeres que origina la revuelta

La nueva India se impacienta

¿Para un crimen terrorífico, una condena excepcional? Aunque las manifestaciones acaecidas tras la violación de una estudiante en Nueva Delhi traigan la esperanza de un cambio de mentalidad, la ausencia de un proceso equitativo para los presuntos culpables apenas es un buen augurio. El poder busca una solución lo más urgentemente posible ante una movilización espectacular que revela aspiraciones hasta ahora inéditas.

por Bénédicte Manier, febrero de 2013

Algo nunca visto en Nueva Delhi. Multitudinarias manifestaciones en protesta por una violación: miles de mujeres y de hombres se reunieron para clamar su protesta ante el calvario sufrido por una joven de 23 años que el 28 de diciembre de 2012 murió como consecuencia de sus heridas.

Si los jóvenes de la clase media india salieron a las calles se debió, en principio, a que este crimen tocó a una de los suyos: una estudiante proveniente de una familia campesina modesta que llegó a estudiar a la capital, como lo hace esta generación en pleno ascenso social. Una generación nacida con la globalización, que a menudo estudió en el extranjero y que es económicamente independiente. Una generación que también ha comenzado a experimentar la igualdad entre los sexos, tanto en la universidad (donde las jóvenes son tan numerosas como los muchachos) como en el trabajo. En efecto, el alto nivel (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.