ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/02 > “Sin justicia, no hay paz” en Colombia

Un movimiento social ignorado

“Sin justicia, no hay paz” en Colombia

El 27 de agosto de 2012, en Bogotá, el presidente Juan Manuel Santos anunciaba la apertura de negociaciones de paz con las FARC, en presencia de representantes de la patronal, pero no de los movimientos sociales. ¿Se podrá poner fin al conflicto armado sin escuchar las reivindicaciones que fueron la causa de su nacimiento, hace ya cincuenta años?

por Maurice Lemoine, febrero de 2013

Sólo algunas canoas de motor permiten acceder a Puerto Matilde y sus humildes viviendas, en la orilla de las aguas verdosas del río Cimitarra. Apenas cae el crepúsculo, la aldea se esfuma en la oscuridad, por falta de electricidad. Por la noche, una lluvia torrencial bombardea los techos de chapa acanalada. A las ocho de la mañana, diluyendo las últimas nubes, el sol ya pega. Toda el agua que se evapora engrasa el aire. Se transpira incluso antes de haber apoyado un pie sobre los tablones resbaladizos que, tirados encima del barro, permiten los desplazamientos. De camino al puesto de salud desprovisto de médico, enfermera e incluso de cualquier medicamento, el presidente del comité de acción comunal Carlos Enrique Martínez constata lo evidente: “Como en tantas otras zonas de Colombia, esta región del Magdalena Medio vive marginada, en la más absoluta miseria”.

“Todos los obstáculos se acumulan –agrega Luis Carlos Arizanillo, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.