ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/02 > De Robespierre a Charlton Heston

Cultura de las armas en Estados Unidos

De Robespierre a Charlton Heston

En Estados Unidos, el derecho a la posesión de armas que figura en la segunda enmienda se inscribe en una larga tradición, hoy ampliamente olvidada: resistir a la opresión, a la tiranía, en resumen, a un Estado que intentase exceder las prerrogativas limitadas que le confiere la Constitución.

por Benoît Bréville, febrero de 2013

Un hombre equipado con dos fusiles automáticos abate a 26 personas –entre ellas, 20 niños– en una escuela de primaria de Newtown (Connecticut) el 14 de diciembre de 2012. Es el séptimo asesinato múltiple del año en Estados Unidos. “Estas tragedias tienen que terminar”, declaró el presidente Barack Obama, antes de anunciar la creación de una comisión para el control de las armas de fuego. Poco después, las ventas de los comerciantes de ­armas alcanzaban un nivel histórico en Tennessee. En cinco Estados, la ca­dena comercial Walmart se enfrentó al desabastecimiento de sus stocks de ­armas semiautomáticas; y 100.000 ­nuevos miembros se unieron a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), el poderoso grupo de presión de las armas de fuego (4.300.000 afiliados).

El 16 de enero de 2013, Obama anuncia las medidas elaboradas por la Comisión (prohibición de los fusiles de asalto, de los cargadores de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.