ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/11 > Y ahora, el “Ucraniagate”

Donald Trump, objeto de un proceso de destitución

Y ahora, el “Ucraniagate”

Hillary Clinton ha acusado recientemente a una parlamentaria demócrata, Tulsi Gabbard, candidata a la investidura para las elecciones presidenciales de 2020, de ser una agente rusa… En este clima, el Congreso estadounidense ha iniciado un procedimiento de destitución contra el presidente Donald Trump. Una conversación de Trump con su homólogo ucraniano sirve como prueba.

por Aaron Maté, noviembre de 2019

La tregua habrá durado solo un día. Veinticuatro horas después de la comparecencia en el Congreso del fiscal especial Robert Mueller, que puso fin al “Rusiagate”, Donald Trump reavivó en sus adversarios demócratas la esperanza de destituirlo. El pasado 25 de julio, durante una conversación telefónica, pidió a su homólogo ucraniano Volodímir Zelenski que cooperara en la investigación impulsada por el secretario de Justicia estadounidense William Barr a fin de determinar los orígenes del “Rusiagate”, que, según Trump, “comenzó en Ucrania”. También le recomendó que estudiara el caso de Joseph Biden, exvicepresidente de Estados Unidos (2009-2017) y serio competidor desde que es candidato a la investidura demócrata para las elecciones presidenciales del 2020. Se trataba de establecer su papel en la destitución, en 2014, de un fiscal ucraniano encargado de investigar a una compañía gasística que empleaba a su hijo, Hunter Biden, por la jugosa suma de 50.000 dólares mensuales.

La (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.