ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/01 > Victoria segura, paz imposible

Paradojas de la estrategia militar de Estados Unidos

Victoria segura, paz imposible

Dos años después de la caída del régimen de los talibanes, los delegados de la Loya Jirga (Gran Consejo) discuten un proyecto de Constitución que pretende establecer “la estabilidad y la paz” en Afganistán. Sin embargo, sobre el terreno los atentados asesinos se suceden en Irak. Misiles contra bombas humanas , carros de asalto contra coches bomba, estrategia de poder contra estrategia de hostigamiento: la paz no se gana en los campos de batalla.

por Pierre Conesa, enero de 2004

Las fuerzas estadounidenses pierden entre uno y dos soldados por día en Irak, desde el fin “oficial” de la guerra. Paradoja de las nuevas situaciones que se observan en Afganistán desde hace dos años: la posguerra se tornó más peligrosa que la guerra misma. Sin embargo, todo había comenzado como una gran película en torno al Estado Mayor estadounidense instalado en Qatar y a sus puestos de mando repletos de pantallas.

Las diferentes escuelas de pensamiento militar estadounidenses, basadas en una superioridad tecnológica absoluta, dieron origen a conceptos político-militares muy mediatizados tales como “ataques inteligentes” o “cero víctimas”. Incluso los sectores intelectuales, desgarrados por el drama yugoslavo, el trauma del 11 de septiembre de 2001 o el objetivo de derrocar a la dictadura iraquí reformularon su relación con la violencia internacional. Así, la guerra se vio relegitimada con ayuda de nociones diplomático-militares recientes como el derecho de injerencia humanitaria o las (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.