Portada del sitio > Mensual > 2021 > 2021/05 > Una tradición de compromiso político

Ser cabileño en Francia

Una tradición de compromiso político

mayo de 2021

Ya en los años 1920, los inmigrantes cabileños constituían la base de la Estrella Norteafricana (ENA), primer gran partido independentista. Posteriormente, fueron seguidores del Partido del Pueblo Argelino (PPA, disuelto en 1946) y del que tomó su relevo el Movimiento por el Triunfo de las Libertades Democráticas (MTLD). Hicieron suya, entonces, la afirmación de un nacionalismo anticolonial de tipo jacobino, pese a que este vejara a la minoría a la que pertenecían.

En 1949, la elección democrática de Rachid Ali Yahia como responsable de la Federación del PPA-MTLD de Francia favoreció la expresión de la sensibilidad bereber de los nacionalistas inmigrantes de origen cabileño. Ese mismo año, el PPA-MTLD se vio sacudido por lo que se conoce como la “crisis berberista”, que acabó en una purga. En el seno del Frente de Liberación Nacional (FLN), que emprendió la guerra de liberación de Argelia mediante la acción armada a partir de noviembre de 1954, se dejó de lado la reivindicación bereber, siendo prioritaria la independencia. Durante esa guerra, las luchas fratricidas entre los partidarios del FLN y los seguidores de Messali Hadj (1), reunidos en el Movimiento Nacional Argelino (MNA), fueron un desgarro para la comunidad cabileña en Francia.

Tras la independencia, el régimen estableció en Francia instrumentos de control político de la inmigración, en particular a través de la Amicale des Algériens en Europe (“Asociación de Argelinos en Europa”), heredera de la Federación Francesa del FLN. No obstante, la inmigración cabileña desempeñó un papel importante proporcionando militantes a partidos de la oposición, como el Frente de Fuerzas Socialistas (FFS) y el Partido de la Revolución Socialista (PRS). En 1967, como reacción a la influencia de la Amicale des Algériens en France, se creó en París la Academia Bereber, que lucharía por el reconocimiento de la identidad y la lengua tamazight en Argelia, pero también en Marruecos y Libia. En 1978, Francia ordenó su prohibición, cediendo a la presión del Gobierno argelino. Su principal responsable, Mohand-Arab Bessaoud, exoficial del Ejército de Liberación Nacional (ALN, por sus siglas en francés), fue encarcelado y posteriormente deportado al Reino Unido. Otras estructuras, aparecidas poco después de la Academia Bereber, como la cooperativa Imedyazen, Radio Tiwizi y el grupo de Vincennes (1972), proseguirían su lucha.

En 1980, las comunidades cabileñas de Francia se movilizaron para protestar contra la represión de los manifestantes de la “primavera bereber”, movimiento nacido en Cabilia tras la prohibición de una conferencia del escritor Mouloud Mammeri. Aunque Argelia la acusó de etnicismo, separatismo e inteligencia con los países extranjeros, la protesta logró concienciar a miles de jóvenes cabileños residentes en Francia. Se dará el mismo patrón de movilización en 1988, 2001 y 2019: la onda de choque de cada disturbio popular en Argelia poco después llega a Francia.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

(1) Léase Alain Ruscio, “Messali Hadj, père oublié du nationalisme algérien”, Le Monde diplomatique, junio de 2012.