ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/04 > Recortes de prensa

Recortes de prensa

abril de 2017

Salario y salud

En la portada del popular periódico alemán Bild (14 de marzo), un artículo da cuenta de una investigación llevada a cabo en el Instituto de Comportamiento y Desigualdades de la Universidad de Bonn.

En el transcurso de un experimento, los investigadores pagaron un salario injusto a participantes que debían ejecutar un trabajo monótono, a la vez que medían su frecuencia cardíaca. No tardaron en advertir síntomas de estrés agudo. Este estrés condujo a largo plazo a un deterioro de su estado de salud global, explicaron los investigadores. Según el profesor Armin Falk, el análisis de diversas investigaciones condujo al mismo resultado: aquellos que consideran que su salario es injusto sufren de forma más frecuente enfermedades cardiovasculares.

Control

La primera ministra escocesa Nicola Sturgeon solicitó la organización de un nuevo referéndum sobre la independencia escocesa, justificado desde su punto de vista por la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea. Su petición enfrenta a los principales actores políticos británicos a sus declaraciones de antaño (The Economist, 18 de marzo).

Sturgeon desea que los escoceses “mantengan el control de los acontecimientos, no que los sufran”, explica. ¿Cómo podrían los ministros británicos oponerse a ello si muchos de ellos ordenaron a los electores que “votaran a favor de la salida para retomar el control” el verano pasado? Pero el brexit también plantea problemas a los nacionalistas (…), y no será fácil para Sturgeon abogar a la vez por la pertenencia a la Unión Europea y por la salida del Reino Unido. ¿Acaso no había explicado [con respecto al brexit] que nunca es demasiado astuto abandonar el mercado único al que envías la mayoría de tus exportaciones? Para Escocia, ese mercado se llama “Reino Unido”.

Patraña

Algunos irlandeses habrían sido deportados a Norteamérica para servir de esclavos y su destino habría sido incluso peor que el de los africanos. Numerosos internautas difunden esta patraña, comenzando por algunos supremacistas blancos (The New York Times, 17 de marzo).

Los vídeos virales de extrema derecha se multiplican online y son utilizados como argumentos racistas contra los afroamericanos. “Los irlandeses también fueron esclavos –afirman a menudo esos mensajes–. Nosotros [los irlandeses] lo hemos superado, ¿por qué vosotros no?” (…). El relato de los esclavos irlandeses se basa en una interpretación errónea de la historia de la servidumbre con contrato [o domesticidad], que fue la forma mediante la cual los europeos pobres emigraron a Norteamérica y al Caribe a principios del periodo colonial. (…) Según Matthew Reilly, un arqueólogo especialista de Barbados, las diferencias jurídicas entre la servidumbre con contrato y la esclavitud familiar eran profundas. Al contrario que los esclavos, los domésticos eran considerados legalmente como seres humanos. Su servidumbre se basaba en un contrato que limitaba su servicio a un periodo finito, habitualmente de unos siete años, a cambio del paso a las colonias. Y no transmitían su estatus a sus descendientes.

Jóvenes pobres

The Hankyoreh, uno de los escasos diarios surcoreanos que no están controlados por los grandes grupos (chaebols), ha publicado un estudio de un investigador del Instituto Coreano de Sanidad y de Asuntos Sociales (5 de marzo de 2017).

En torno a una tercera parte de los jóvenes que trabajan o que buscan un empleo experimenta una situación de pobreza (…). En 2015, el 37,1% de la población activa con edades comprendidas entre los 19 y los 34 años –y, entre ellos, los jóvenes titulados– ocupaba un empleo inestable o mal pagado, y sus ingresos se situaban por debajo del umbral de la pobreza. Este porcentaje era del 34,2% en 2006.