ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/04 > Parece que las pequeñas líneas ferroviarias son demasiado caras

Dossier: Los servicios públicos en Francia

Parece que las pequeñas líneas ferroviarias son demasiado caras

Oponer a usuarios y asalariados del ferrocarril no tiene demasiado sentido cuando todos viven la degradación del servicio en nombre de una desvinculación pública que el Gobierno quiere reforzar. ¿Y qué pensar de las proclamaciones sobre la conservación del clima cuando torpedea el raíl a favor de la carretera?

por Benoît Duteurtre, abril de 2018

Parece que las pequeñas líneas de tren son demasiado caras. La que yo frecuento con mayor asiduidad, entre Nancy y Saint-Dié-des-Vosges, ha sufrido, sin embargo, todo tipo de economías. No hablo solo de los trenes basura (con vagones oxidados y pintadas) que nos habían impuesto hace ya algunos años a falta de algo mejor, sino de que, desde entonces, los trenes han sido sustituidos por autobuses “Bombardero”, todavía con olor a nuevo, aunque se ve que son baratijas por los elementos plastificados que hacen ruido durante el trayecto y su único reposabrazos para compartir, entre los dos asientos… Aún así, durante este tiempo han continuado las disminuciones de costes: se han suprimido muchos trenes en hora punta y se han sustituido por autocares que tardan dos horas en lugar de una para realizar el mismo trayecto; además, la figura del revisor ha desaparecido de algunos de los trenes y esto (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

DossierEl interés general, a la basura

No se destruye un edificio con un simple golpe de excavadora. Hay que proceder mediante pequeñas muescas, crear grietas, golpear por todas partes. Este trabajo de zapa debilita la estructura: un ínfimo movimiento de la máquina puede provocar entonces el derrumbamiento del edificio. Ocurre lo mismo con las actividades de demolición (...)