ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/04 > Nanotecnologías: el vértigo de lo infinitamente pequeño

Nanotecnologías: el vértigo de lo infinitamente pequeño

Sin apenas darnos cuenta, las nanotecnologías –un conjunto de técnicas que trabajan la materia átomo por átomo– han entrado en nuestra vida cotidiana. Forman parte de los lectores de DVD, los automóviles, etc. Ya se han invertido miles de millones de dólares en ellas. ¿Nos encontramos ante una nueva burbuja tecnológica? Sin embargo, aún desconocemos en gran medida su eventual impacto sobre la salud, y, de forma más general, las cuestiones éticas que implican estas investigaciones.

por Dorothée Benoit Browaeys, abril de 2006

Como un santo y seña, el prefijo nano está de moda, sin que se sepa exactamente lo que delimita. ¿Designa a toda investigación y manipulación en la escala del nanómetro (mil millonésima parte de un metro)? ¿Es una vasta operación de marketing para rebautizar, bajo la misteriosa insignia de las “fronteras de lo infinitamente pequeño”, la fisicoquímica de los materiales? ¿O se trata de un proyecto que reúne tecnociencias de la materia, de la vida y de la información? Lo cierto es que los nanomateriales están aquí, entre nosotros, y ya se los comercializa bajo la forma de nanotubos de carbono, de nanoláseres en los lectores de DVD, de nanochips para el diagnóstico biológico... Se empieza a pensar en “fábricas moleculares” con escaleras mecánicas, brazos articulados, cintas transportadoras de un tamaño cien mil veces más pequeño que el diámetro de un cabello. Observar la materia y trabajarla a escala atómica (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.