ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2006 > 2006/04 > Argentina, un caso de libro

Argentina, un caso de libro

En 1996, la multinacional Monsanto introducía en Argentina semillas de soja transgénicas. Diez años más tarde, el país puede sacar el balance de los OGM: por una parte, boom económico y por otra, catástrofe social, sanitaria y ecológica.

por Pierre-Ludovic Viollat, abril de 2006

Los habitantes de Puerto San Martín, cuarenta kilómetros al norte de Rosario, viven al ritmo de la cosecha de soja. Como últimamente ocurre cada año, de marzo a junio no les resulta fácil circular por algunos barrios de su ciudad: camiones cargados con la preciada oleaginosa invaden las arterias principales de ese puerto sobre el río Paraná, de donde parte un 70% de las exportaciones de soja. Pero nadie se queja: esa actividad garantiza el progreso de la región y el empleo. Así, la poderosa Cooperativa de Trabajadores Portuarios está permanentemente pensando en las inversiones necesarias para su desarrollo. Su presidente, Hermes Juárez, vislumbra un futuro prometedor: “Hay mucho trabajo, cada vez más trabajo. ¡Es impresionante!”.

La soja es el succes story de todo el país. O más bien habría que decir, la soja transgénica. Pues hoy en día, la casi totalidad de la producción argentina de soja pertenece a esa (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

DossierViajes al planeta de los OGM

En tanto que las opiniones parecen mayoritariamente hostiles a manipulaciones genéticas no controladas, los Gobiernos están en trance de poner a toda la cadena agrícola bajo la dependencia de algunas transnacionales.
  • Quimeras incontroladas que dictan leyes

    Arnaud Apoteker y Jacques Testart
    Bajo el concepto de organismos genéticamente modificados se agru­pan plantas, animales o seres unicelulares cuyo genoma ha sido enriquecido. Pueden distinguirse tres familias de OGM, cuyos respectivos riesgos y ventajas no son comparables.
  • ¿Son verdaderamente necesarias las “plantas-medicamentos”?

    Christian Vélot
    Las “plantas-medicamentos” son PGM (plantas genéticamente modificadas) en las que se ha introducido un gen, con el objeto de producir una proteína de interés farmacológico.
  • El engaño de la ‘coexistencia’

    Frédéric Prat y Robert Ali Bric de la Perriére
    El Gobierno noruego está reactivando la construcción de una gruta artificial con el fin de resguardar la diversidad genética de las semillas de las plantas cultivadas. Esta “caja fuerte del fin del mundo” protegerá dos millones de muestras de semillas de todas las variedades cultivadas que se conocen.
  • Puerta abierta a la biopiratería

    Guy Kastler
    Desde 1950, es obligatoria la inscripción en el Catálogo Oficial de las semillas que deseen comercializarse. Pero sólo acceden a éste las variedades homogéneas y estables de los semilleros. Al no poder los campesinos intercambiar entre ellos sus semillas, estas variedades desaparecen.
  • Riqueza del conocimiento campesino

    Marc Dufumier
    Las empresas semilleras multinacionales afirman que las plantas genéticamente modificadas (PGM) podrían contribuir a resolver el problema de la desnutrición problema. ¿Qué credibilidad hay que dar a sus afirmaciones?
  • Los productores malienses de algodón dicen “no”

    Roger Gaillard
    A petición de la Asamblea Regional de Sikasso, los cultivadores de algodón venidos de toda la región tenían la misión de constituir un tribunal ciudadano encargado de evaluar las ventajas y desventajas de una eventual introducción de OGM en la agricultura de su país.