Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/06 > Memorias de una madame americana

Tolerancia

Memorias de una madame americana

Memorias de una madame americana.
Kimball Nell
Sexto Piso, Madrid, 2007, 166 páginas, 27 euros.

por Sergio Valdeska, junio de 2009

Leía una entrevista con un pensador actual sobre la crisis a la vez que continuaba las Memorias de una Madame americana. Los dos hablaban de lo mismo; del no conocer a nadie en política que no quisiera poder, dinero o el derecho de mangonear a la gente. El uno desde el análisis crítico y la Madame con lo que impregna sus memorias y que no es otra cosa que el Sentido Común, hoy en desuso. Aquel Sentido Común que convirtió su profesión de puta en un quehacer aplicado, digno como cualquier oficio integrado en la sociedad y con ánimo de satisfacer al otro.

No es aconsejable buscar un entretenimiento para puteros en la narración de Goldie, nombre de acción de la Madame. Para una mujer que las palabras bien y mal, respetable y no respetable nunca significaron gran cosa, sus descripciones son las de alguien que supo observar hondamente y, aunque (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

Artículo anterior

El coro de las plañideras

Artículo siguiente

El negocio de la educación