ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/12 > La verdad sobre una retirada

Plan de evacuación de Gaza

La verdad sobre una retirada

Después de la muerte del presidente Arafat y de la reelección de George W. Bush, numerosos analistas anuncian una reactivación del proceso de paz en Oriente Próximo. Se trata de una conclusión precipitada, que además ignora el principal obstáculo a la paz: la negativa de Ariel Sharon a aceptar un Estado palestino en Cisjordania y en Gaza, con Jerusalén Este como capital. Con su plan de evacuación de Gaza, el Primer Ministro israelí espera sobre todo evitar la reanudación de conversaciones sobre temas de fondo con la Autoridad Palestina.

por Amnon Kapeliouk, diciembre de 2004

El plan de retirada presentado por el primer ministro israelí, el general Ariel Sharon, que prevé el desmantelamiento de las colonias judías de la Franja de Gaza ocupadas por unas 7.000 personas, genera numerosas reacciones positivas. La oposición laborista; el movimiento La Paz Ahora, y hasta el partido Yahad, “padre” del pacto de Ginebra que preconiza el retorno a las fronteras de 1967 con algunas modificaciones mutuamente aceptadas, todos felicitan a Sharon por su “coraje” y su “clarividencia”. Idéntica aprobación se registra en el exterior. El Primer Ministro israelí es objeto de elogios por parte de dirigentes occidentales, que se dicen felices de oír en su boca expresiones tales como “desmantelamiento de colonias”. Sin duda, evacuar una sola colonia edificada en tierra palestina ocupada hace 37 años sería una verdadera primicia, ¿pero acaso esa actitud convierte el plan de evacuación de Gaza en un plan de paz?

De un lado, si (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Cartografía

La verdad sobre una retirada

Miniatura del mapa