ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/05 > La racionalidad de Pyongyang

A pesar de las sanciones, Corea del Norte continúa con su programa nuclear

La racionalidad de Pyongyang

Las amenazas y el embargo estadounidenses responden a las provocaciones y ensayos militares norcoreanos. Tras haber enviado un portaviones al mar de Japón, el Presidente de Estados Unidos reclama un compromiso más firme por parte de China. Aunque Pekín ha endurecido las sanciones contra Pyongyang, existen pocas probabilidades de que los dirigentes norcoreanos renuncien al ámbito nuclear, el cual se ha convertido en su seguro de vida.

por Philippe Pons, mayo de 2017

La península coreana ha experimentado una escalada de tensión tras un espectacular desfile militar organizado en Pyongyang con motivo del aniversario del nacimiento del fundador del país, Kim Il-sung (1912-1994), y para el de la fundación del Ejército popular, sumados al envío, por parte de Washington, de una armada aeronaval al mar de Japón (mar del Este para los coreanos). Las fulminaciones y amenazas de Donald Trump y de Kim Jong-un, ambos preparados según dicen para enfrentarse, han aumentando la febrilidad en las cancillerías.

En efecto, estas escaladas de tensión son recurrentes desde la suspensión de la guerra entre el Norte y el Sur (1950-1953) mediante un armisticio tras el cual nunca se firmó ningún tratado de paz. Y las amenazas de una intervención militar estadounidense no son nada nuevo: ya se esgrimieron en 1969 cuando la República Popular Democrática de Corea (RPDC) abatió un avión espía estadounidense que sobrevolaba por (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.