ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/04 > La dictadura chilena reconoce sus crímenes

La dictadura chilena reconoce sus crímenes

Es conocida la responsabilidad del general Augusto Pinochet en las órdenes dadas para detener, encarcelar y ejecutar a su oposición. A todo ello, el gobierno chileno ha añadido un horror mayor al dar a conocer, el 28 de noviembre de 2004, un documento que testimonia de manera abrumadora la utilización de la tortura –35.000 casos– durante la dictadura. En cambio, lo que se ha ignorado, durante mucho tiempo, es que durante 25 años el “probo” dictador había tejido una compleja red financiera que le ha permitido poner a buen recaudo, en cuentas secretas, no menos de 13 millones de dólares.

por José Maldavsky, abril de 2005

“Cada uno lucha ferozmente por su vida,
su pobre vida desesperada y animal,
y esta vida merece a sus ojos
que deban sacrificárseles todas las otra vidas.
Esta muerte moral, este escarnio de cualquier noción de solidaridad,
este olvido de la dignidad humana,
es mucho más triste que la muerte física”

Luciana Nissim Momigliano

Nosotros. La voz de nuestros torturadores en los locales de la policía secreta del general Pinochet. Su tono perentorio y grosero. El miedo. La vergüenza de tener que quitarse la ropa y permanecer desnudo durante muchas horas al día, con los ojos vendados, delante de un grupo de desconocidos que se encarnizan, insultan, muelen a palos, martirizan nuestros testículos a fuerza de descargas eléctricas.

Y yo... ¿Qué me reprochaban esos desconocidos? Haber escrito que la represión apuntaba a periodistas, juristas, hombres políticos, estudiantes, niños de la calle y campesinos. Que el carácter sistemático (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.