ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/04 > Bolivia y su lucha contra el neoliberalismo

Bolivia y su lucha contra el neoliberalismo

El movimiento social empieza a levantar cabeza en Bolivia. Lo mismo ocurre en Perú, donde el presidente Alejandro Toledo bate todos los records de impopularidad y en Ecuador, donde las manifestaciones masivas reclaman que se vaya su homólogo Lucio Gutiérrez. Después de la “guerra del gas”, que en el año 2003 condujo a la caída del presidente Sánchez de Lozada, la “guerra del agua” acaba de provocar la expulsión de una multinacional: la francesa Suez-Lyonnaise des Eaux.

por Walter Chávez, abril de 2005

El 14 de enero pasado, el movimiento social boliviano logró expulsar a una nueva empresa transnacional, la francesa Suez –la anterior había sido la norteamericana Bechtel, en abril de 2000–, que administraba los servicios de agua potable y alcantarillado en las ciudades de El Alto y La Paz, la sede de gobierno. Un nuevo golpe al modelo neoliberal que ya en octubre de 2003 perdió a uno de sus hombres más simbólicos, el presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, derrocado después de una insurrección popular que dejó 67 muertos y unos 400 heridos.

Bolivia es el segundo país más pobre de América Latina –después de Haití–, con una población de ocho millones de habitantes y una deuda externa superior a los 5.500 millones de dólares, para cuyo pago destina casi el 30% de su Producto Interior Bruto (PIB). En 1985, el presidente Víctor Paz Estenssoro, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), promulgó el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.