ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/04 > Los servicios de inteligencia construyeron un nuevo enemigo

Francia, Gran Bretaña, España: los sospechosos convertidos en culpables

Los servicios de inteligencia construyeron un nuevo enemigo

por Laurent Bonelli, abril de 2005

“Ingresamos en un nuevo período de la historia del terrorismo. Menos regional y nacional, esta nueva etapa se caracteriza por un terrorismo suicida, atentados perpetrados por terroristas que buscan infligir voluntariamente daños masivos a civiles y que pertenecen a grupos que no tienen ningún interés en negociar”. Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, Eliza Manningham-Buller, directora general del Servicio de Seguridad británico (MI5), resumía de esta manera las dificultades políticas que plantean los grupos como Al Qaeda a las autoridades y a los servicios de inteligencia occidentales.

La lucha contra el “terrorismo” no es en efecto tan unívoca como podrían sugerirlo las viriles y firmes declaraciones de numerosos ministros del Interior (recordemos el “hay que aterrorizar a los terroristas” de Charles Pasqua). Por el contrario, depende de múltiples transacciones entre los gobiernos, los servicios de inteligencia y los grupos clandestinos, en las que cada (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.