ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/09 > La carrera en el Ártico pasa por Reikiavik

Asombroso acercamiento entre China e Islandia

La carrera en el Ártico pasa por Reikiavik

La apertura de rutas marítimas en el océano Ártico, todavía hipotética, suscita un creciente interés entre las potencias comerciales. Para acceder a los recursos nórdicos, China corteja a Islandia, primer país europeo con el que ha firmado un tratado de libre comercio.

por Florent Detroy, septiembre de 2015

En medio de los pastos amarillos que bordean el fiordo más extenso de Islandia, Thorvaldur Ludvik Sigurjonsson, cabellos al viento, señala con la mirada el emplazamiento del futuro puerto de Dysnes. El consorcio de empresas islandesas Arctic Services, que él mismo dirige, espera aprovechar la futura apertura de la ruta marítima creada debido al deshielo de un banco de hielo para construir, en la costa norte del país, un centro de transbordo hacia el Ártico. Gracias al calentamiento global, el tráfico por el océano Ártico progresa con cada verano –en 2014 lo atravesaron cincuenta y tres navíos–, incluso si todavía se está lejos de establecer una ruta segura y regular abierta al tráfico comercial. En abril de 2012, el consorcio presenció con gran asombro cómo el Banco Chino de Desarrollo se presentaba allí y se interesaba por el proyecto. Consciente de las promesas del Norte, China inició hace unos diez (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.