ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/10 > Impunidad para los paramilitares colombianos

El crimen, un símbolo nacional

Impunidad para los paramilitares colombianos

Lo que caracteriza la estrategia paramilitar en Colombia es el uso sistemático del terror. La Ley de Justicia y de Paz, violentamente criticada, incluso por la Naciones Unidas, fue aprobada el 21 de junio de 2005 en el marco de la ‘desmovilización’ de los escuadrones de la muerte. Ofrece a éstos la cuasi-impunidad y a sus jefes conservar los bienes acumulados por la expoliación y el narcotráfico. ¿Desmovilización o legalización?

por Carlos Gutiérrez Márquez, octubre de 2005

Recomendaciones de organismos multilaterales, pronunciamientos de defensores de los derechos humanos y editoriales de diversos periódicos dan cuenta del carácter de la Ley de Justicia y Paz aprobada el pasado 21 de junio en Colombia y con la cual el presidente Álvaro Uribe Vélez pretende “sellar la paz” con los grupos paramilitares. El editorial del 4 de julio de The New York Times, titulado “La capitulación de Colombia”, precisa que “más bien debería llamarse ‘Ley de impunidad para asesinos en masa, terroristas y principales traficantes de cocaína”.

Para lograr su propósito, el Congreso colombiano, sin aval de la comunidad internacional y sin el consenso inicial que imaginaron y desearon sus impulsores, pero con la mayoría requerida, les dio status político a estas fuerzas, a pesar de conocer su procedencia, actividades y soportes pasados y actuales.

Contrariamente al Gobierno, los paramilitares no niegan que sean hijos del Estado. Así lo afirma Ernesto Báez, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.