ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/07 > ¿Habrá yuanes en todos los bolsillos?

Pekín promueve el uso de su moneda en todos los mercados mundiales

¿Habrá yuanes en todos los bolsillos?

Primer exportador mundial, China depende del dólar para sus intercambios comerciales, ya que su moneda no es convertible. Se trata de una subordinación financiera –y política– de la que intenta liberarse tras la crisis económica de 2008-2009 mediante una internacionalización del yuan. En menos de cinco años, la moneda china se ha convertido en la quinta divisa mundial para el comercio. Ding Yifan, asesor del Gobierno chino, explica las etapas que hay que superar.

por Ding Yifan, julio de 2015

A partir de mediados de los años 1990, con el crecimiento del comercio entre China y sus vecinos, el renminbi (RMB), o yuan, pasó a ser un medio de pago bien recibido en toda la región. En la cumbre del G-20 de noviembre de 2008 en Washington DC, Hu Jintao, el entonces presidente, se había comprometido a diversificar el contenido en divisas extranjeras de las reservas chinas. Acto seguido se tomaron medidas para promover la internacionalización del RMB, algo que no pasó desapercibido. A finales de octubre de 2014, el yuan se convirtió en una moneda de reserva en más de cincuenta países y territorios.

Según la Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication (Swift), el RMB reemplazó a los dólares canadiense y australiano en diciembre de 2014 para convertirse en la quinta moneda de pago mundial. Se sitúa justo detrás del dólar estadounidense (87% de los intercambios internacionales), del euro (6,6%), (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.