ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/05 > Guerrilla literaria

Ficción

Guerrilla literaria

Poner en juego la lógica mediática, acompañar las luchas altermundialistas, elaborar nuevos grandes relatos para reemplazar los mitos “tóxicos” del capitalismo contemporáneo: la marcha del colectivo de escritores boloñeses Wu Ming tiene una gran repercusión en Italia y más allá.

por Lucie Geffroy, mayo de 2015

Internet apenas estaba dando sus primeros pasos cuando a mediados de la década de 1990 comenzó la historia del colectivo de escritores Wu Ming: la historia de una declaración de guerra cultural y, por ende, política. En Bolonia, tradicionalmente llamada “la roja”, capital de la vida alternativa italiana de la época, algunos estudiantes de Historia y Filosofía afilaban sus armas empapándose de la cultura de los fanzines, las radios alternativas, la escena del rock y los espacios culturales autogestionados, denominados centros sociales. Italia se encontraba en pleno proceso de transformación; la Democracia Cristiana agonizaba y emergía una nueva figura política: Silvio Berlusconi.

Los futuros Wu Ming pasaron a la acción en 1994 con su participación en el asombroso Luther Blissett Project, una red constituida por un centenar de artistas dispersos por toda Europa, que debía durar cinco años. ¿Su objetivo? Denunciar la “impostura mediática” volviendo famosos a artistas imaginarios y montando (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.