ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/08 > Fotografía documental: decreto de crisis

Las imágenes controladas por los mercaderes

Fotografía documental: decreto de crisis

La fotografía –entendida como testimonio presencial de realidades significativas desde un punto de vista social, político y económico– está en crisis. Esta crisis se manifiesta en unos síntomas que, en conjunto, muestran claramente la posición que el poder económico reserva a la imagen con el fin de controlar su enorme potencial de información, de análisis y, en consecuencia, su capacidad de contribuir a la transformación de la realidad. ¿Qué soluciones hay para salir de esa situación?

por Pepe Baeza, agosto de 2009

La situación de colapso del fotoperiodismo dentro de unos medios de comunicación cada vez más concentrados en unos pocos grupos propiedad del gran capital, es perfectamente lógica: en función de estas estructuras de propiedad, los contenidos –en particular los visuales–, deben ser un elemento más de la estrategia para ocultar la realidad significativa del mundo; y al mismo tiempo deben convertirse en una mercancía que no sólo no estorbe a las imágenes publicitarias –verdaderos emblemas del poder económico y principal fuente de ingresos de los medios de comunicación, sino que las implemente con eficacia.

La crisis del fotoperiodismo no es otra cosa que la crisis del propio periodismo y ha sido propiciada por la incapacidad de dar respuesta profesional al proyecto de los grandes poderes financieros de dominar el sentido del mundo a través del control de todos los campos y discursos de la representación, especialmente en los medios de comunicación.

Quien (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD edición en español